L'AURORA

 

La Aurora, surgió previa a los primeros rayos de sol, alumbrando la tez pálida de aquella joven inquieta y soñadora. Sin recordar los abrumadores sucesos de unas pocas horas antes, abrió los ojos muy lentamente, quitándose la arena fina que le había quedado pegada al rostro. Durante unos instantes, se perdió en el agradable cosquilleo de la tierra, jugando a deslizarse entre sus dedos.

La materia rozando por primera vez su piel. De repente la brisa marina fregó su cuerpo desnudo y sintió una enorme sensación de amor y libertad, libertad de sentir la aurora de aquellos días que estaban por venir...